Técnicas para adquirir esta habilidad

Se pueden aplicar distintas técnicas o ejercicios que favorezcan la adquisición de esta habilidad, muchas de ellas, enumeradas a continuación, las recoge Antonio Vallés Arandiga en su obra "Técnicas de velocidad y comprensión lectora":

 

Idea Principal.

 Esta técnica, dirigida principalmente a alumnos de primer ciclo básico, consiste en mostrar al niño una ilustración de una acción concreta y posteriormente ofrecerle varias opciones textuales en las que se explique el dibujo, de modo que tenga que elegir aquélla que es la más explicativa de la ilustración; esto le permitirá aprender a extraer la idea principal de un texto.

 

 “Por muy simple que parezca, obliga al lector a esforzarse en gran medida en comprender el texto que está leyendo”

 

Procedimiento cloze.

 Este ejercicio, por muy simple que parezca, obliga al lector a esforzarse en gran medida en comprender el texto que está leyendo, ya que consiste en adivinar una serie de palabras que han sido omitidas de manera sistemática en un texto escrito y reemplazadas por espacios en blanco o líneas; el lector, para lograr dar un sentido completo al texto, debe relacionar el contenido y procesarlo como un todo para adivinar el término que falta.

Lectura simultánea.

Consiste en leer una frase determinada y a continuación enunciar otra, en términos muy similares pero más comprensibles para el alumno o alumna. Este método permite que el lector sea capaz de comprender lo leído gracias a la implicación de otro.

Resumir.

 El resumen puede ser una de las mejores técnicas para ejercitar la comprensión lectora, un ejercicio mediante el cual el niño debe leer pequeños fragmentos de un texto y escribir posteriormente una o dos frases que lo resuman.

 Página siguiente