Fomentar la lectura en casa

¿Por qué algunos niños o niñas  leen mucho y otros tan poco? La respuesta a esta pregunta no está siempre entre las cuatro paredes del aula escolar. Aunque dentro de ella se aprende la técnica. “ El hábito -que es lo importante- se adquiere en el hogar. Los padres, con su actitud y motivación, pueden lograr que los hijos aprendan a amar la lectura y a incluirla dentro de sus actividades preferidas de ocio”.

 Casi el 60% de los niños entre 10 y 13 años que leen, lo hacen porque les gusta

Se puede pensar que estas cifras están definidas por la obligatoriedad de lectura impuesta generalmente en las escuelas a los niños de esta edad; sin embargo, casi el 60% de estos niños afirma leer porque les gusta, un 30,4% porque se lo han recomendado y tan sólo un 10,6% lee por obligación. Asimismo, el perfil de estos niños lectores nos proporciona una de las pistas principales para adivinar los factores que propician este alto nivel de lectura: el 74,5% asegura que sus padres leen frecuentemente, un 84,3% recuerda que sus progenitores les leían de pequeños y en sus hogares hay una media de cerca de 33 libros infantiles y juveniles. La conclusión es evidente, las familias, al igual que el profesorado y la escuela, tienen un papel determinante en el fomento del hábito lector entre los más pequeños.

 Siguiente página