ESTUDIANTES DE PRIMERO BÁSICO PARTICIPAN DE CEREMONIA “PRIMEROS LECTORES” EN ESCUELA LA PEÑA

28.11.2017 12:33

La tarde del lunes 27 de noviembre, tuvo lugar una solemne y emotiva ceremonia, cuyos protagonistas fueron nuestros estudiantes más pequeños de la única Escuela Rural de la comuna de Nogales. Este día, por primera vez se realizó la ceremonia de “Primeros Lectores” dirigida para los estudiantes de 1º básico de la Escuela rural La Peña.

 

La actividad tuvo como fin, destacar el logro académico de los estudiantes que pasan a segundo año básico y en la cual se certificó públicamente que la totalidad de los alumnos del  Primer Año Básico han alcanzado un importante hito en su vida personal y el primer gran objetivo en la reciente vida académica que han iniciado al lograr su proceso lector, el cual  les abre desde ahora un hermoso camino que les conducirá a descubrir las maravillas de la literatura y del conocimiento.

 

En la actividad estaban presentes; los siete estudiantes homenajeados, la Directora de La Escuela María Bernardita Pereira, el jefe de la unidad técnica pedagógica Gabriel Bórquez, la profesora jefe Melissa Olivares, la profesora Elizabeth Izquierdo, padres, apoderados y familiares en general.

 

Durante el año, los estudiantes, fueron guiados por su profesora jefe, Melissa Olivares, quién con gran vocación entregó lo mejor de sí para llevar a cabo esta gran tarea que le fue encomendada por la Dirección del establecimiento.

 

Cabe destacar que en los lineamientos pedagógicos de la Escuela La Peña, es importante inculcar a los estudiantes la lectura, porque gracias a ella, permite viajar por los caminos del tiempo y del espacio para conocer la vida, el ambiente, las costumbres, el pensamiento y las creaciones de los grandes hombres que han hecho y hacen la historia.

 

La lectura implica la participación activa de la mente y contribuye al desarrollo de la imaginación, la creatividad, el vocabulario y la expresión oral y escrita. Además, nos ayuda a comprender mejor el mundo y a nosotros mismos; facilita las relaciones interpersonales, el desarrollo afectivo, moral y espiritual y, en consecuencia, la capacidad para construir un mundo más justo y humano. En síntesis, la lectura constituye un vehículo para el aprendizaje, para el desarrollo de la inteligencia, para la adquisición de cultura y para la educación de la voluntad.