LICEO JUAN RUSQUE PORTAL, REALIZA SIMULACRO DE OPERACIÓN COOPER

13.04.2018 13:39

Cerca de las 09:00 de la mañana, 450 estudiantes del Liceo Municipal Juan Rusque Portal de Nogales, participaron del primer simulacro de la operación Cooper del año, que realizó el equipo de emergencia del establecimiento educacional en conjunto con el Encargado de Seguridad del Daem, Richard Moyano B.

El Plan Integral de Evacuación y Seguridad Escolar «Francisca Cooper» es un sistema de administración de emergencias aplicado en Chile para los Centros educacionales. Su principal objetivo, es una planificación eficiente de seguridad para la comunidad escolar que se utilice en caso de algún siniestro.

El Liceo Juan Rusque Portal, así como los otros tres establecimientos educacionales municipalizados de la comuna tienen demarcado distinta “ZS” o “Zonas de Seguridad” en los patios o lugares con mayores garantías de protección.

Cómo protocolo general en caso de siniestro cada curso y profesor debe saber de antemano el lugar que debe acudir en caso de algún tipo de temblor, terremoto u otro evento.

Además, existe un timbre o sonido de campanada de emergencia, especial que sonará en caso que se necesite evacuar a las zonas seguras.

Por lo mismo, como iniciativa del Encargado de Seguridad del Departamento de Educación Richard Moyano, el día viernes 13 de abril, se realizó el primer simulacro de la Operación Cooper, antiguamente llamada Operación Daisy, que ayuda a mejorar los tiempos de evacuación de los estudiantes.

“El Simulacro del día de hoy tuvo una duración de 02:30 segundos, lo que es mucho tiempo para la evacuación, sin embargo, con varias pruebas de emergencia se bajará el tiempo de reacción a 01:30 segundos en caso de emergencia”, señaló el Encargado de Prevención del Departamento de Educación, Richard Moyano.

Los Encargados de los distintos sectores del Liceo Juan Rusque ayudaron a salir a los alumnos de las diferentes salas del primero y segundo piso, además del área de párvulos.

Se les solicitó salir ordenadamente de la sala, en filas, sin correr y jamás gritar, el profesor fue el último en salir, debieron caminar por el pasillo hacia la zona de seguridad y en algunos casos bajar las escaleras al primer piso para llegar a la zona de seguridad, en ese lugar los estudiantes esperaron nuevas instrucciones.

Cómo dato general, los simulacros deben hacerse en distintas horas y periodos y no todos son avisados. Se debe cronometrar para mejorar detalles.